miércoles, 6 de noviembre de 2013

La adecuación de Clarín

Clarín presentó una propuesta para su adecuación a la ley audiovisual ante la AFSCA. Deberá ser analizada, y a partir de ella se pueden abrir muchos nuevos laberintos. Jurídicos, políticos y otros. Ya hay quienes, en la perpetua e inexplicable obstinación por reinventar escenarios a la izquierda aún del castrismo que los impulsa, con desprecio del impacto que en la realidad eso pueda tener, acusan pactos espurios entre el kirchnerismo y el Grupo Clarín por debajo de la mesa, que nos dejaría a todos los que defendemos esta ley como verdaderos imbéciles.

Que se curtan consigo mismos los que tienen la necesidad de jugar el papel de iluminados y agredir a los demás. No es la primera vez que agitan esa posibilidad. Ya no sucedió, pero insisten lo mismo. Igual, no es el punto: otros creemos que ciertas cuestiones, en determinado momento, escapan de la voluntad originaria de sus ejecutores. Se les independizan.

La ley audiovisual es un capítulo destacado en la historia de las luchas políticas del campo popular en Argentina. Al margen de su letra y de su futura aplicación, eso ya no cambia. El impacto trasciende el universo de aplicación del articulado. Clarín tuvo que ponerse a Derecho. Algo tan sencillo como debería resultar eso, la igualdad ante la ley, por inusual, ha adquirido estatuto revolucionario en Argentina. Demencial, claro; pero así tocó.

Mucho pueblo ha acumulado méritos en la pelea por torcer una correlación de fuerzas (muy) adversa. La capitalización de esa gimnasia reivindicativa es cosa juzgada. Queda a futuro, si se la sabe reactualizar.

No habrá testaferro que pueda con eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: