lunes, 21 de octubre de 2013

Ley de AUH: ¿es realmente tan necesario eso?

Resulta llamativo que se diga que la mejor forma de proteger a la Asignación Universal por Hijo es sancionarla por ley. Eso, cuentan quienes así lo entienden, la blindaría frente a posibles intentonas de quienes tuvieran en mente desactivarla. Una visión, a criterio de este espacio, extremadamente formalista de la política, ésa.

El elemento institucional, más vale, merece ponderación significativa. No se trata aquí de decir lo contrario, sino más bien de matizar su incidencia en la ecuación general de las cosas. Así como la ideología, opinan generalmente los mismos que acá se intenta rebatir, no puede ser el único valor que se computa en la discusión pública --dictamen con el que se puede coincidir perfectamente--, los ropajes jurídicos no implican garantías ad eternum. Es decir, no pasa por negar que el Congreso intervenga al respecto, sino por mensurar bien los fundamentos que sustentan tal curso de acción.

Las mayorías legislativas pueden variar, y aún sin necesidad de que ello suceda los acuerdos partidarios pueden acudir en auxilio. Más bien debiéramos inquirir en la voluntad programática de los actores que componen el actual escenario dirigencial argentino: si, como se insiste, todos están de acuerdo con la AUH, ¿cuál es la cuestión con que sea DNU y no ley? No deroguen el DNU y ya. Los costos serían los mismos en cualquiera de los casos. Esto genera ruido. Distinto sería meter esa ayuda social en la Constitución Nacional. Para cuya reforma se requieren, sabiamente, mayorías agravadas. Pero, recuérdese, ya se ha dictaminado que aquí “la Constitución no se toca”. 

La AUH es un decreto sencillamente porque así se reconfigura con mayor facilidad el universo sobre el cual impacta, lo que ha ocurrido varias veces desde que se la instituyera.

Arturo Sampay enseñó que reglamentar ciertos asuntos a veces puede equivaler a neutralizarlos en la práctica. Y caído el general Perón, con huelga constitucionalizada y todo, hubo palo para los obreros. Aún cuando se declamaba conservar las conquistas sociales del primer peronismo.

Da como para pensar en las equivalencias históricas.

1 comentario:

  1. Decreto de necesidad y urgencia
    Un decreto de necesidad y urgencia (DNU) es un tipo de norma existente en la Argentina que, a pesar de ser sancionada solo por el Poder Ejecutivo, tiene validez de ley. Una vez promulgado el DNU, el Congreso debe analizarlo y determinar si continúa vigente o no. Este tipo de legislación está contemplado en el artículo 99 de la Constitución Nacional.

    La AUH es un DNU REFRENDADO por el Congreso. Es una Ley.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: