miércoles, 10 de julio de 2013

Tensa calma


Si vis pacem, para bellum (Vegecio)

La campaña parece marchar a tono con la prédica massista: serena, casi no produce hechos nuevos. Hasta ahora. Por fuera del reclamo que, al parecer con razón, hace el PRO sobre su pertenencia al armado que encabeza el intendente de Tigre, no ha sucedido nada que merezca atención desde el anuncio de candidatos.

El lanzamiento de Massa pedaleó sobre un discurso de tono presidencial. Con eso nos dio la razón: la discusión es más hacia 2015 que la legislativa.

En ese entendimiento, hay que coincidir con que poco interesa de su aparición novedosa el elemento discursivo. Ya está todo dicho. Si la apuesta es hacia la próxima discusión grande, el dilema pasa a ser si será capaz, Massa, de articular el demasiado heterogéneo equilibrio en que se inserta su conducción cuando la hora de la discusión de intereses en las decisiones amenace en serio.

La suya, a nivel nacional, es aún promesa de poder.

Por mucho que lo quiera evitar, entonces, cabe dudar que pueda contra la dinámica conflictiva si insiste en amontonar tanta suplementariedad.

Claro que eso no se notará ahora, cuando las urgencias son de otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: