jueves, 12 de abril de 2012

¿(Y)a está? ¿(P)odemos (F)irmar?

Dos cositas sobre YPF, antes de saber cómo intervendra la Presidenta al respecto (si es que, finalmente, llega a intervenir de alguna forma). Luego, a la noche, una vez que se defina la cuestión (si se define), quizás ampliamos.

a) Que España se guarde las amenazas en el bolsillo. Porque: 1) No están en condiciones de dictarle cátedra a nadie; 2) Debería caérseles la cara de verguenza a los que quieren apelar a la seguridad jurídica, cuando, en los hechos, incumplieron cualquier parámetro mínimo aceptable de compromiso de inversiones en la privatización en cuestión (sin mencionar el detallito de que le quieren tirar la oreja a una república en serio --nosotros-- los que todavía andan dando vueltas con monarquías).

b) Cualquier tipo intervención que eventualmente se decidiera sobre YPF, no, reitero con énfasis, NO está vinculada con la cura de ningún pasivo fiscal ni de otro tipo. Aunque se aceptara que existiesen (no lo estamos aceptando). Sería, simplemente, consecuencia necesaria del avance en el proceso de desarrollo de las fuerzas productivas que se viene desplegando en el país desde 2003. La necesidad de cerrar una estrategia proyectiva abarcadora, con posibilidades para el Estado de ganar capacidad de decisión nacional en definiciones de arquitectura a dichos respectos, independientemente de asuntos de costos y financión. Una lectura mucho más global y compleja, por encima de coyunturas, con miras futuristas.

Insisto: esto por ahora. Luego veremos, si es que llega a haber algo para ver.Ver más

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: