sábado, 21 de abril de 2012

El castigo de El Mundo


Los productores españoles de biodiésel hace ya un tiempo que le venían solicitando a Rajoy que no importara más dicho producto desde Argentina (pero es Polémico Moreno el que está loco, claro). El FMI dijo que no se va a meter. El G-20 ya de hecho no se metió, y México, que preside dicho organismo e inicialmente apoyó explícita y enfáticamente a España, no quiere llevar allí la discusión. La suspensión parcial de ventajas arancelarias a la importación de productos argentinos que pidió el Parlamento Europeo, además de que aún está por verse si se concreta, de todos modos iba a producirse en 2014 (pues, a pesar de que está todo mal, ya no se considera a Argentina como país en vías de desarrollo). El Banco Mundial y demás órganos de la UE: bien, gracias. EEUU se hace el sota, habida cuenta que, ante todo, prefiere esto a la posibilidad de que sea China quien finalmente ingrese a YPF (y, con ello, ya definida y fuertemente a variables geopolíticas de sintonía gruesa en la Sudamérica, foco de mayoritaria resistencia a la tutela yanqui). Brasil (posible futuro apoyo estratégico en YPF, en el marco de la profundización de la integración de unasureña) y Uruguay, apoyan. El CIADI falla siempre a favor de las multis, pero le da largas --demasiado largas-- a este tipo de asuntos. Los intercambios comerciales con España y con la UE toda, en medio de la crisis económica mundial que a ellos afecta más que a nadie, no será variable de ajuste: sencillamente porque Europa no está ahora en condiciones de que así sea.

En definitiva, el panorama internacional no presenta mayores dificultades. ¿Alguien creyó que la Presidenta no evaluó todas estas dimensiones a la hora de manejar los tiempos de la decisión de expropiación de YPF? Es válido no coincidir con ella. Pero a esta altura del partido, es inverosímil insistir con hacerla aparecer como una arrebatada e/o insensata (atento a los parámetros de sensatez que baja el establishment a través de sus vocerías mediáticas).

¿A qué viene, entonces, que uno de los más fuertes --si no el más-- argumentos que conforman la represalia mediática contra el Gobierno en torno a la cuestión YPF, tenga qué ver con las posibles "represalias que puede adoptar 'el mundo'", del que además "estamos cada vez más aislados (aunque Obama ya haya solicitado tres bilaterales con la Presidenta, entre mil otras cosas)", más allá de lo colonizado y xenófilo de sus lógicas y esquemas ideológicos (y de sus intereses económicos, sobre todo, claro)?

No lo sé. Pero es así. Supongo que apuntan al mercado de lectores al que mayoritariamente se dirigen, que es muy susceptible a caer ante las apelaciones al temor. Y a creer que todo cuanto venga de afuera es mejor y que uno debe hacer seguidismo acrítico a ello, subordinarse. 200 años de construcción de pensamiento antinacional. Que es hegemónico en el sentido común de la discusión pública, por cierto: las famosas zonceras de Jauretche. Cuesta entender que prefieran reforzar lo que Artemio López ha denominado como audiencias redundantes (los que ya son antikirchneristas furiosos y nunca dejarán de serlo), en vez de explorar la posibilidad de la ampliación de fuerzas.

A fin de cuentas, una buena cortina de humo para no sincerar que se es partidario de la defensa de intereses extranjeros. O que se privilegian las disputas internas con un gobierno al que han llegado a detestar como a ningún otro.


2 comentarios:

  1. Es que más allá aún de las posibles sanciones (hasta ahora ninguna parece ningún cuco; además siempre fue así), si analizás el costo/beneficio de la medida, no puede ser más que satisfactorio el camino tomado.
    Pensemos en que no se hizo antes porque las condiciones no ayudaban: año electoral, conformación del Congreso, el 54% que ayuda a tener más espaldas, etc.

    Abrazo, Pablo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual. Otra variable que olvidé consignar. Muy bien dicho.

      Abrazo, capo.

      Eliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: