viernes, 29 de abril de 2011

Dos mundos

¡Cuánto contraste en este día! ¿No?

Tempranito, un país cuyos jefes de Estado son elegidos por… nadie, pues descienden de la divinidad, vio como contraía enlace el que vendría a ser uno de los bisnietos de Dios con una plebeya (sí que muy bonita, por cierto), en una ceremonia ordenadita, prolijita. Una ceremonia bien. Gente rubia, limpita, blanca, bien vestida, seguramente bien perfumada entrando a Westmisnter; y en espejo, otra gente -con cuyos impuestos se sostiene a los haraganes primeramente mencionados- ordenadita, tras las vallas, viendo como la primer serie de personas cuya ocupación es… la nada misma, acapara elogios de los dueños de la opinión de ser un país serio, unas república y democracia ejemplares, porque… bueno, porque sí, porque consiguen que ‘la gente’ mencionada en segundo término –mucho más dueña de mandar por la fuerza de la lógica pero no de las ¿leyes? inglesas- sea bien portada. Debajo de la alfombra quedan los millones de libras esterlinas destinadas –en medio de una monumental crisis económica y social en el mundo, especialmente en Europa y EEUU- a sostener esa monstruosa estructura que, ojito, eso sí, res-pe-ta to-dos los pro-to-co-los, señores; que para que haya un primer mundo con todos esos lujos tiene que haber un tercero que como, por ejemplo, África, en muchos casos ni agua tiene. Eso no importa. Seriedad. Traje. Corbata. Uniforme. Respeto a las reglas así sea que ellas las haya redactado el mismo Lucifer, y nada de darle besos apasionados a la novia en público, ¿eh? Las manitos arriba de las sábanas, niños, las porquerías se hacen adentro. Y también al tacho el recuerdo de Diana, en los países serios el conflicto, los recuerdos grises, quedan ocultos tras los discursos con citas a los pensadores del iluminismo, ¡qué joder!

Del otro lado del Atlántico… la barbarie, la chusma, el subsuelo de la mierda invadiendo NUESTRA Ciudad de Buenos Aires, encima sin policías por disposición de una increíble ministra de Seguridad montonera gracias a otra, igual de montonera (aunque falsa, porque estaba escondida sin pelear en el sur mientras acá los guerrilleros, que había que matarlos a todos, violentos hijos de puta infiltrados marxistas), pero más puta que las gallinas: la, por supuesto, conchuda de la Presidenta, yegua que se gasta todo el sueldo que gana por trabajar de jefa de Estado (igual que los reyes ingleses, sólo que no elegida por Dios, sino por el pueblo), en ropa y adornos, y encima nos vive recordando que se le murió el esposo, ese otro hijo de puta, que, lástima que murió, porque ahora se le va todo de las manos a esta autoritaria que no permite que se haga y diga nada que a ella no le parezca, que se va dos días a recordar el aniversario de la muerte de su esposa (a propósito, dos añitos de luna de miel, los príncipitos). La coherencia clasemediera, nunca bien ponderada. Gordos, negros, sucios, feos, olorientos y seguramente transpirados.

Perdón si estoy expresivo, cosas que provoca el hecho de ver, por un lado, una manada de gente, temprano haciendo tribunales, agolpada tras los vidrios de los bares, para ver si veía algo de “la boda del siglo, que conmueve al mundo, cómo no, con previa, enviados especiales y toda la cosa, un cuentito de hadas”, sin importarle cuánto de todo esa fiesta de zánganos paga por ser tercer mundo, pero sí que a las puteadas porque Los Negros de Mierda estos hoy nos pisotearán el Derecho A Llegar Temprano Al Psicoanalista. ¡Habrase visto, viejo!

Cipayismo. Coloniaje de todo tipo. Anhelos de ser bien llevados por las narices. Los pibes de Malvinas re contentos, seguro.

¿Desde cuando esto de hacer un paro para recordar a no se quiénes de Chicago? Y encima se organizan, se movilizan, vienen en micros, piden poder, ¡cargos en el Estado! (aunque admiramos a Lula, el tipo que más sindicalistas llevó a cargos estatales en la historia del universo, incluido, por supuesto, él mismo a la presidencia de la república de Brasil), hacen demostraciones. Pero, ¿qué diablos se creen?

Aparte, ¿por qué el 1º de mayo se festeja un 29 de abril, a ver? Si lo hacían el 1º de mayo, como corresponde, como indican los manuales, señores, nosotros no tendríamos ningún problema. Sí, claro. Les creo, no se preocupen. Bien andábamos con Videla, carajo: ahí sí que ni paros, ni el 1º de mayo ni nunca, y Clarín tempranito y sin falta en los kioscos.

Hay que ser un país serio, y eso sólo se puede con reyes, ensombrerados y de frac. Y, claro, matando de hambre y a bombazos a los países pobres llenos de dictadores otrora amigos de cuyas riquezas se sustenta el derroche. Los dueños de decir qué sí es y que no la democracia, la república, la seguridad jurídica. Amantes de la democracia pero con gobernantes no elegidos: nosotros, la dictadura de una tipa votada por apenas nueve millones de ciudadanos.

Y nosotros, ¿qué? Un país que elige democráticamente sus gobiernos pero le cobra retenciones a los pobres chacareros y entrar a vigilar por la salud de sus acciones en empresas privadas… ¡y encima por decreto de necesidad y urgencia! ¡Ah, no…así, no! Hay que darse un baño de lo que es no elegir a tus representantes ante el mundo para saber de qué la va ser serio, viejo.

Encima estos pendejos maleducados de La Cámpora, que quieren hacer política vaya uno a saber con qué derecho, van al acto, ocupan el escenario junto al negro mayor y tienen, con eso, el tupé de tirar abajo a nuestras fuentes, que nos aseguran, nosotros los creíbles, que entre la Juventud Sindical de Facundo Moyano (que ahora lo cita a ese otro marxista de Cooke) y La Cámpora de Máximo Kirchner –aunque nunca se ha certificado que Máximo sea el conductor, bien que no tendría nada de malo, obvio- está (posta, ¿eh?) todo mal. A punto de entrar en guerra y llevarnos de nuevo a los setenta, ¡horror!

Y ¡presionan! aumentos de salario. Y te profundizan la democracia con las paritarias. Y te piden, insaciables, que les cumplas la Constitución y les repartas parte de las ganancias empresarias con control obrero de la producción, ¡comunistas! Y quieren ser directores de empresas. Y quieren la vicepresidencia.

Vayan a contarle a otro que lo que les molesta de Moyano es que quizás tiene “negocios sucios”. A otro perro con ese hueso hasta que pidan cárcel para la AEA entera, también, empezando, claro, por Magnetto y Ernestina. Moyano jode porque consigue salarios altos, esa es mi verdad, y no tengo pensado cambiarla porque me lo pidan tipos con esquemas de análisis venidos de tierras con reyes. Argentina es denostada desde hace ocho años porque sus conflictos, desde hace ocho años también, no son ocultados, porque se visibilizan, porque hay lugar para el conflicto y no para la hipocresía.

¿La verdad? A mí (y sí, yo soy nacionalista, ¿y qué?) dame mi democracia. No será perfecta, pero, por favor, es sincera. Yo pertenezco, y con orgullo y entusiasmo, a esto y no a aquello. Y me duele que se putee esto y aquello sea lo que se anhela, porque en ese mundo no me veo. Perdonen por toda esta porquería que escribí.

¡Y aguante el Movimiento Obrero Organizado, carajo!

1 comentario:

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: