lunes, 21 de marzo de 2011

Apuntes chubutenses

Va el análisis de los resultados chubutenses con la demora del caso por haberse tratado de un escrutinio lamentable, porque resulta que todavía está cuestionado el recuento de 250.000 votos... 250.000 votos.

1) Primero, lo primero: ganó Das Neves, felicitaciones. Por poco, lastimosamente, con susto, lejos de los aires triunfalistas de que en la previa hacía gala, pero ganó. Lástima para él que, por apostar a que, por si perdía, apostó a reconocer la derrota cuando estuvieran todos durmiendo, se haya perdido de tener el triunfo confirmado en las tapas de los diarios serios.

2) Das Neves dijo que, ayer, "ganó el cambio": ¿qué cambio, si en Chubut el oficialismo es él? Enredada argumentación que tiene por objetivo, otra vez, acabar con que, en octubre, también a nivel nacional habrá un cambio: o sea, perdería Cristina. Lo concreto es que el ex ultrakirchnerista hoy ultraantikirchnerista Das Neves puso ayer a prueba su "modelo". Un "modelo" -"moderno", según el chamuyo republicanoide/mediático- que tarda cinco horas más que Catamarca -"atrasada", según la vulgata chamuyo republicanoide/mediático- en contar 250.000 votos... 250.000 votos.

3) Murió, anoche, para 'la' oposición, la posibilidad de torear al gobierno nacional con una, por así llamarle, 'agenda institucional'. ¿En base a qué, si anoche no permitieron que se pueda seguir, al segundo, el detalle del conteo por Internet con procedencia de los votos incluida, cosa que sí pudo hacerse en el 'feudo' catamarqueño, allí donde, por otro lado, todos apostaron a un tipo que iba por la re-re? Minga, ahora, que vengan a reclamar la pancarta -perdón, boleta- única. No tienen chasis para apuntar con el dedo a nadie, ya desde antes, pero confirmado desde el papelonazo de Chubut, así que chito la boca con ese ítem de acá en más.

4) Estuvieron, anoche, por lo general, todos bien. C5N, TN y las Web de todos los medios fueron a tono con el goteo de información dasnevista al que, lógicamente, hasta Clarín calificó de bochornoso. La nota la dio -era muy obvio que así sería- el patético programa de TN, Argentina para desarmar, el que conduce la lastimosa actriz melodramática María Laura Santillán, que esta vez –a diferencia del capítulo Catamarca- se rodeó de una mesa amiga, de 'expertos': serios, prolijos y trajeados prohombres de la república (el payaso de Marcos Novaro, entre ellos), que fueron a expresar -con cara apesadumbrada, claro- su muy sincera preocupación por los dolores que les está causando el parto institucional de la patria. Alguno de los sabedores allí presentes, dijo, cuando todavía Das Neves iba perdiendo, que "el mensaje de 'lagente' es que “basta de oficialismos" (con esa semántica tan elegante que siempre los caracteriza). Claro, si la cosa es "basta de oficialismo", de nuevo, en octubre sería "basta de Cristina". Se desconoce, ahora que Das Neves ganó, tanto su paradero como el de su ridícula teoría.

5) Resultan ridículas estas lecturas de que si la elección se nacionalizó o se provincializó. Ni una ni otra, hay un ida y vuelta incesante y juegan datos de todos los órdenes. Para un presidente o 'candidato a', tiene valor el resultado de una elección provincial -en la que necesariamente siempre se verá inmiscuido-, tanto como para un gobernador o 'candidato a'. Hay impacto nacional de un resultado provincial, y hay impacto en las provincias de la postura que adopte la nación. Se definen encuadramientos, posturas y hasta modos de llevar adelante una campaña programáticamente.

6) Acá la lectura es que Cristina es la única dirigente en este país que transfiere imagen e intención de voto a sus ocasionales delfines. Das Neves, no; Sanz/Alfonsín/Cobos, tampoco. Basta que Cristina señale a uno, para que ese pelee aún en las condiciones más adversas: el tándem Catamarca - Chubut, según los tontos y mentirosos, se había adelantado “para poner las goleadas en contra que se sufrirían, lo más lejos posible de octubre”. Nada de eso: en una, se ganó; en la otra, se perdió, entre mil sospechas, por un pelito. En ambas, se arrancó 30 puntos abajo y se remontó. En ambas, perder por poco era satisfactorio. Así fue, y confirma el dato de la defunción del antikirchnerismo como expresión electoral potente. Corta la bocha.

7) El kirchnerismo esta en condiciones de pelear los 24 distritos. Eso confirma que es la única expresión electoral con potencia y despliegue nacional. En varios lados, con más de un postulante, como en Neuquen y Salta -en las que, como en la F1, el FPV hará 1/2-. Esto, además de la enorme cantidad de encuestas que circula, sustentan la solidez de la candidatura de CFK de cara a octubre. Carrió, Macri, Sanz, Alfonsín, Pino, los "peronistas" "federales", todos, o hacen elecciones pésimas (el "P" "F" en Catamarca, la UCR y Carrió ayer) o ni figuran (Macri en ambas, la mensajera de Dios y enemiga de la tecnología en 'el feudo'). ¿Cómo se le hace frente a una opción nacional si no se puede afrontar con dignidad las competencias locales, siquiera en los territorios en los que se juega de local, como lo fueron estas dos que han pasado? También define encuadramientos, pre y post electorales. El despliegue orgánico del kirchnerismo a lo largo y a lo ancho de toda la patria, peleando, todos, en pos del triunfo de la misma persona, hace una empresa de difícil abordaje competirle. Que quede claro: el “P” “F”, ya lo había dicho Felipe Solá, no tiene militancia, ni sindicatos ni ninguna de todas esas cosas que sirven para bancar una candidatura. La UCR sí, pero visto está que poco aceitada.

8) Das Neves era y es un muerto político. Nada cambió ayer. En la payasesca interna escalonada que se viene en el "P" "F", lo van a triturar. A lo mucho, le queda una vicepresidencia, y aún eso es dudoso. Sólo no tiene con qué, sobre todo si no puede hacerse de una victoria como la gente ni en su cancha y con su árbitro y sus reglas. Cuestionamiento que también va para el "P" "F", espacio al que pertenece y que también ayer ponía en juego muchas cosas –y las perdió todas-: la correcta lectura es que Cristina le quitó votos a los “federales”. Más temprano que tarde, el gobernador electo silenciado (que no quiere ser delegado del gobierno nacional pero sí lo es del actual gobernador, por ende de AEA) Buzzi, tanto como varios hasta ayer dasnevistas, acabarán en el kirchnerismo por la fuerza del sentido común de la política. ¿Desde dónde, desde qué Das Neves podrá encuadrarlo?

9) El Clarín de hoy es para matarse de risa (aparte de que la cobertura haya estado a cargo de Juan Cruz Sanz): hacen foco en que "el candidato K no quiso reconocer la derrota" (como si no tuviera elementos de sobra para dudar), pero no dicen nada de la vergonzosa administración que del escrutinio hizo Das Neves; y en la "derrota K", en vez de la remontada espectacular que metió el FPV. Asimismo, hablan de "1500 votos de diferencia" de Buzzi sobre Eliceche, pero no de porcentajes, porque entonces quedaría más expuesta la escuálida diferencia. ¿Por qué no se habló de los más de 4000 que Corpacci le sacó a Brizuela? Son mañeros, dan pena, risa, tan desesperados. La Nación, en cambio, porque no quiere perder seriedad, sigue arrancando aplausos a opositores como uno: la cobertura en general (califica de "polémico", clarísimo, al resultado, enfocando dónde se debe), y el análisis de Dinatale son excelentes.

10) Los peronistas tienen que saber la marcha: avísenle eso a De Narváez. Daban penita festejando ayer el 'cero coma' de ventaja. Felipe Solá estaba en mangas de camisa: eso pasa cuando se tiene calor –difícil en Chubut- o se está preocupado. La verdad que viene leyendo bien las cosas Felipe, lástima para él que tarde ha piado el payador. Si alguno temía, deje ya eso: ayer llegó a su techo el “P” “F”.

Postdata:
ojo, ojito, ojazo, que los encuestadores “oficialistas” Aurelio y Artemio, la pegaron ambos ayer y ya la habían pegado en Catamarca. Solamente les cuentan las malas, y machacan con que Poligarquía la pegó en ’09. Bueno, Artemio dijo el jueves que se perdía y Aurelio que en Chubut habría empate técnico. Ambos dan ganadora a Cristina en primera vuelta.

2 comentarios:

  1. El que acertó las encuestas y el Boca de Urna fue el CEOP.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: