lunes, 14 de marzo de 2011

Apuntes catamarqueños

1) Ganó Corpacci, sí. Pero, fundamentalmente, ganó Cristina. Corpacci arrancó más de treinta puntos por debajo de Brizuela esta carrera. Dijo que ella era Cristina, y a partir de allí su ascenso fue imparable. Eso marca que, aparte de estar mejorando ella misma de cara a octubre, hace ganadores a otros. Nada menor para alguien a quien se catalogó de cadáver político el 29 de junio de 2009. Perder por poco ya era hazaña.

2) La derecha corporativa bebe de su propia medicina. Tenían, para esta elección, preparados dos discursos. Si ganaban, “Este es el inicio del fin del kirchnerismo”. Si perdían, “Catamarca es insignificante”. Cierto, la proyección nacional de Catamarca es enana. Entonces, ¿por qué le dieron tanta dimensión? Se desesperaron y les salió el tiro por la culata. Corpacci ganó con la contraria: fue paciente en ’09, leal en ‘10, y ahora se prueba lo bien que hizo.

3) Hasta las 23:30, Clarín.com no reconocía ni siquiera que Corpacci iba adelante. Patético. La Nación, opositor y todo, eligió el camino de la sensatez: ‘va ganando Corpacci, todavía falta’. Con eso basta para no pasar, por odio irracional, una inmensa vergüenza. TN, asimismo, fue un velorio. De periodismo independiente, cero. De militancia, mucho, y gracias a Dios que así sea, para cortarla con esa sanata de la supuesta neutralidad periodística. De caraduras, todo.

4) Perdió, en Catamarca, un tipo que iba -en serio y no como la expresión de deseos de Diana Conti para CFK hace poco- por su tercer mandato, que dijo que gobernaría 20 años –cinco mandatos se requieren para ello- “quiera o no la gente” y que recibió –también hizo- denuncias de clientelismo y demagogia. Prueba cabal de que todo el discurso ese de “respeto por las instituciones y contra el populismo”, es puro chamuyo que se altera según convenga.

5) La estrategia antikirchnerista, esto de culpar a CFK hasta de los postes de luz que caen en cualquier pueblito perdido, chamuyar con que no manda fondos a las provincias, machacar con el revanchismo montonero y/o el totalitarismo o la persecución de la disidencia, va quedando claro, no sirve más. Hace rato que dijimos en Segundas Lecturas que estas elecciones se jugarán, a diferencia de ’09, en clave propositiva. Y el que así no lo entienda va muerto.

6) Alberto F dio asco, en C5N, llenando de elogios a la Presidenta a la que abandonó en la mala. En el lamentable programa de TN, Argentina para desarmar, ese que conduce esa patética actriz melodramática que es María Laura Santillán, hubo cátedra de desconcierto e ignorancia. Sólo Rosendo Fraga, que cuando no se pone a burlarse de tragedias ajenas es un lúcido, dijo algo rico: la proyección nacional de Catamarca –bueno sería que se hubieran dado cuenta antes- es entre poca y nula, lo que cuenta es la generación de un clima político determinado. Tal cual.

7) En relación con ‘6’, Juan Manuel Urtubey, kirchnerista hasta estas últimas horas crítico, salió inmediatamente a decir que “en Salta, Cristina acompaña nuestra propuesta”. Es, en realidad, al revés: él es el que se cuelga de las faldas de las que hace poco quiso soltarse (igual que su padrino Alberto, quien, gracioso él, lo quiso vender como un estadista). No importa, tampoco se va a quemar públicamente, también su declaración es demostrativa del clima de época.

8) En Río Negro, en la interna de la UCR, ganó el candidato del actual gobernador, de excelente relación con el kirchnerismo, Miguel Saiz. Otro dato en línea con los dos puntos inmediatamente anteriores. Día negrísimo para el radicalismo ultra anti K: pasada la medianoche no hablaron ni Sanz ni Cobos, que viajaron para colgarse del triunfo que esperaban de Brizuela, por el que nada habían hecho. El imitador Alfonsín ni siquiera pintó.

9) La lectura de los comicios ‘09, ahora se ve, fue errónea. Hablar del fin de quien sumó más de un 1/3 de la provincia de Bs As y mantuvo la primera minoría en el total del país, fue (es) demencial. Hubo circunstancias extraordinarias, se jugaba al mero oposicionismo y muy fuerte en lo mediático. Hoy, todo pasa por las construcciones orgánicas y de la militancia. Todo puede cambiar, falta mucho para las presidenciales, no es poco atento desde dónde se partió.

10) Todo esto, claro que mucho más tímidamente, ya lo veníamos anticipando (http://segundaslecturas.blogspot.com/2011/03/pimer-single-de-2011-catamarca.html ; http://segundaslecturas.blogspot.com/2011/02/impactos-provinciales-escala-nacional-y.html). Nos da la tranquilidad de no tener que afrontar acusaciones de que se habla ahora porque se ha ganado. Apunte de neto corte ombliguista, por supuesto.

Bonus track I: punto para Artemio, que fue el primero, ya hace mucho tiempo, en apuntar que la clave de cara a 2011 pasaba por reconstruir o fortalecer la unidad del peronismo, sí que con hegemonía, al interior del espacio, de las construcciones más afines al Frente Para la Victoria. En la plaza de Catamarca, mientras está por hablar Corpacci a las casi doce y media de la noche, están, sí, todos, pero se canta: “Néstor no se murió, Néstor vive en el pueblo, la puta madre que lo parió”. Bien por CFK, responsable última del armado.

Bonus track II: quedó claro, el periodismo afín –y conductor, claro- del antikirchnerismo, juega, y mucho y muy fuerte, en política. No tiene que quedar claro a los militantes, como nota de reflexión autocrítica: no son invencibles ni mucho menos; muy seguido damos por ellos más de lo que realmente valen.

Bonus track III: desesperación se llama, hoy, a que para no adjudicarle este triunfo a la Presidenta, como deberían, hablen de que “en Catamarca ganó el cambio”. Claro, si en nación ‘gana el cambio’, pierde CFK. Ridículos: en Catamarca, también, ganó Cristina. Y es histórico: los oficialismos provinciales suelen ser muy difíciles de vencer, se remontó una cuesta arriba hasta histórica importantísima, se jugó de visitante mal: contra todo eso, se ganó igual.
Falta. Menos, pero falta. Humildad y perseverancia; gestión y militancia. Mito también, sí, ¿y por qué no? Laburo, en definitiva.

7 comentarios:

  1. Nada. Un abrazo nomás, Pablo.
    ¡Que alegrón, viejo!

    ResponderEliminar
  2. Excelente análisis.
    No coincido puntualmente con el BT1. No me queda claro que Artemio haya apuntado a esto que sucedió en Catamarca, mas bien me suena a lo que pasó en 2009, que nos jugó en contra. Quedó claro que la reunificación puede sumar en algunos lados (¿Santa Fe, por ejemplo?) y en otros puede restar, como en este caso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. te puse un enlace a mi blog para que lo lean los que van por allá. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Ricardo: ídem, maestro. Sigamos pujando, que falta igual.

    Martín LatinoK: Artemio postuló que el FPV debe reconfigurar la unidad del peronismo, liderando, sí, pero incluyendo. Especializó en esos territorios que vos decís o en Córdoba ponele, que fue en los que más se sufrió en '09, pero ayer no creo que haya ido para atrás. Hay que verlo caso por caso.

    Nilda: no hay drama, dale nomás.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pablo.
    Muy buen análisis de lo que pasó.
    Solamente agregaría, para beneplácito general, que la hermana de Barrionuevo ni siquiera pudo entrar como diputada provincial (a lo que también apuntó).
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Pasame los link de Artemio donde "incluye" porque me los perdí o no los entendí.
    Saludos, entre por el blog de Nilda (digo, por si va por la moneda)

    ResponderEliminar
  7. Sujeto: ¿Barrionuevo? ¿Quién? Jajaja... 3 a 0, viejo, 3 a 0... Es un lujo esto, me pellizco porque creo que estoy soñando... Jajaja...

    Un enorme abrazo, señor.

    Roca genocida: primero lo primero: espectacular nick el suyo, señor. El post de Artemio al que me refiero es este: http://www.perfil.com/contenidos/2010/10/22/noticia_0038.html

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: