jueves, 3 de febrero de 2011

Segundo capítulo de "No levantarás falso testimonio ni dirás mentiras": clasificados a la fase de grupos

Ok, ganamos. Y en el balance de ciento ochenta minutos, la verdad es que Independiente fue el que más hizo por obtener la clasificación, y está bien que un equipo que salió a dejar pasar los primeros noventa, en Avellaneda, como lo hizo Deportivo Quito (aparte de, con complicidad arbitral, pegar en forma criminal).

Y si entraba esa de Silvera del primer tiempo (cuando Defederico, Battión y Mareque tuvieron aire fresco en los pulmones para jugar), la historia se acababa. Pero, en una copa, sobre todo Libertadores, chances como la derrochada por Silvera no se pueden desperdiciar, en otra instancia se pagan caro.

Hilario fue figura por tapar remates de media y larga distancia. No obstante, hay desacoples a los alrededores de Battión, Cabrera no da pie con bola, la línea de tres no achica correctamente, aparte de desordenarse seguido. Le entran fácil porque están mal repartidos los roles: Tuzzio, y no Matheu, debe ser el líbero; Matheu, y no Tuzzio, debe ir a la derecha (más allá de que, también allí, Tuzzio anda bien; y cuando vuelva Galeano tiene que jugar, comerá banco Matheu, sorry).

Hay mucho, demasiado, por ajustar. No todos los rivales son, ni serán, Deportivo Quito.

Insisto en que Defederico, que mejoró, debe pedir más la pelota, y encarar. Entre Parra y Silvera, si hay que hacer cambios, que salga Cuqui (ahora que vuelve Núñez, Parra de espaldas, con Gordo entrando de frente, paga bien en las apuestas). Insisto, también, habrá que poblar más y mejor la mitad de la cancha, alrededor de Battión, dada su dificultad para ir a los costados, en especial a pelear los rebotes.

Hay con qué hacerlo, manos a la obra. Ilusión sobra. Está todo por hacerse.

1 comentario:

  1. Y así y todo, el Rojo va.
    Me conmovió el esfuerzo de Tuzzio: grande, lesionado, en la altura. Un ejemplo el tipo.
    Y no hay que olvidarse que tenemos más recambios: el pibe Martínez, Fredes, Mancuello, Busse (¿cuándo vuelve?), el Patito... algún pequeño quilombo podemos armar todavía.
    Te mando un abrazo

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: