miércoles, 11 de agosto de 2010

Se mueve el avispero (Parte II): “Peronismo” disidente, los ahijados de Magnetto

Hace algunos meses hablamos de cómo “se movió el avispero”, a partir de la interna de convencionales bonaerenses de la UCR. Por aquellos días, también se había producido una foto de todos los dirigentes del llamado Peronismo Federal, en el despacho del Senador Rodríguez Saá. Íbamos, también, a hablar de ello, pero alguna cosa nos detuvo.

Fue buena, finalmente, la espera, vista la visita de los popes del PJ de derecha a la casa de Héctor Magnetto, quien los convocó para comunicarles lo decidido en la cumbre que él mismo lideró (la de AEA toda y parte de UIA, aquellos cuyas ganancias millonarias son generosamente subsidiadas por el estado desde siempre), a lo que deberán atenerse si quieren recibir favores de su mega emporio comunicacional, vital para ellos dado que no tienen despliegue dentro del PJ.

El blogger de “Los Huevos y las Ideas”, Ricardo, arriesgó una línea del motivo por el cual Magnetto se decidió finalmente por ellos y no por lo que pueda surgir de la UCR: la mano de hierro que, al margen de todo lo que moralmente uno les deplora, efectivamente tienen los “peronistas” disidentes, para negociar con la CGT y demás focos de resistencia que a futuro puedan subsistir de la “minoría intensa”, a la cual se suele subestimar como problema de gobernabilidad de hipotéticos futuros gobiernos de signo distinto.

Este comentarista coincide, y quiere recordar que el kirchnerismo demostró poder gobernar a pesar de la altisonancia con que cierta clase media aturdió durante más de un año y medio a todo el mundo ante cada paso que se intentaba dar en el tema que fuese.

“La” oposición, ese híbrido cuasi inexistente, necesita ofrecer alternativas al actual modelo. Para ello, deberá reducir conquistas otorgadas por el kirchnerismo (¿cómo convencer, sino, que son “distintos de los populistas”?). Reducir beneficios traerá costos. Eso, ante una “minoría intensa”, no es un dato menor. ¿Quién podrá con la conflictividad que puede generar que determinado pueblo salte a la calle a defender lo logrado en ocho años si se lo quieren quitar?

Cabe agregar que en la UCR Magnetto tiene a Cobos, quien también da el perfil de felpudo buscado por el CEO de Clarín, pero sin agallas. Es un tipo absolutamente incapaz de plantarse frente a la adversidad. Timorato, anodino, carente de toda capacidad de iniciativa. Por otro lado, en el radicalismo pinta para ganar el hijo de Alfonsín, alguien no tan fácil de domar como Cobos. Es -el hijo de, y por lejos-, más digno que Cleto, quien no luce apto de plantarse ante nada, menos que menos ante Magnetto, un duro de verdad.

El plan urdido entre los mala leche de AEA y la mayoría de UIA, y de cuya implementación parece querer encargarse Magnetto, requiere de una mano de hierro, capaz de negociar con quien sea necesario hacerlo, y/o pegar si toca, sin hacer asco a ninguna de las dos.

Y para eso, uno cree –y parece que Magnetto también-, nada mejor que esa manga de traidores al peronismo. La mesa está casi servida.

3 comentarios:

  1. Hola Pablo
    Coincido con la apreciación tanto de Ricardo como tuya: el peronismo feudal le ofrece mucha mayor garantía que los radicales. De éstos últimos lo que se esperaría es cierta prolijidad institucional a la que son tan afectos, un marco de símil consenso (tipo Unión Democrática) que legalice, legitimice de algún modo el asalto al poder que prepara el poder económico a través de sus testaferros políticos, porque no puedo leer el 82% móvil de otra manera. El problema es que los dueños del país hace demasiados años que no se encontraban con políticos militantes en el poder, por eso el encarnizamiento tan peculiar. (algo de esto toqué en mi post de "Lenguaje, Política y Construcción de la Realidad"). Ahora bien: hay que tener mucho cuidado con Magnetto, porque está en el peor momento: el de la fiera acorralada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo último es muy cierto. Magnetto está en una situación muy parecida a la que estaba Kirchner después del 28 de junio de 2009. Esperemos que no tenga la misma habilidad para salir.

    La clave de la salida va a estar en cuantos políticos se decidan romper el cerco del servilismo corporativista, tomen la postura que tomen.

    ResponderEliminar
  3. No sólo políticos. Empresarios también.
    No hay que olvidarse que viene una campaña y se necesitan fondos. Y apoyos son amores. Y leyes después.

    Ahí te mandé un mail, Pablo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: