miércoles, 25 de agosto de 2010

¡Oooooleeeee!

El Grupo A viene planteando proyectos de ley de cumplimiento imposible en su objetivo de horadar al Gobierno nacional. El anuncio respecto a Papel Prensa que hizo CFK responde en lógica similar: el oficialismo es minoría en ambas cámaras. Pocas veces “la” oposición se ha visto en una disyuntiva similar: ¿Cómo argumentarán que está mal que se declare de interés público la producción del insumo básico para la actividad a la cual vienen rindiendo pleitesía? ¿Y como justificarán que no está bien que todos los diarios puedan acceder al papel al mismo precio?

El Grupo A está en un callejón angosto: o votan a favor de Clarín y queda claro que –como venimos diciendo hace mucho tiempo-, corporaciones mediáticas y oposición forman parte del mismo pack. O bien, votan a conciencia, y adiós a la visibilidad que les brinda el multimedios.

Vaya disyuntiva.

Muchos de los dirigentes de la derecha carecen de armado territorial, encabezan emprendimientos personales. Esa orfandad de aparato puede ser reemplazada, creen algunos de ellos, por la promoción que significa recorrer los estudios de los canales de televisión porteños, así como también sus radios y las páginas de los diarios.

Valga, como ejemplo de esto, cuánto más fuertes resultaron las declaraciones que, a posteriori del anuncio de la Presidenta, hicieron Carrió, Solá y Pinedo, que los dirigentes de la UCR (el hijo de Alfonsín juzgó “correcta” la decisión presidencial), siendo que los radicales aún conservan buena parte de su otrora muy poderosa organización partidaria.

Muchos opositores han quedado descolocados. Quieren investigar a Spolzki y a 6, 7, 8. Se equivocan, la investigación está cargo del Poder Judicial, a ellos les tocará decidir sobre otra cosa. No sea cosa que le quieran escapar a la responsabilidad intentando confundir.

Se comieron el amague. Anunciaron: “chavismo”, totalitarismo, intervención/nacionalización/expropiación de la empresa, detención de Magnetto, fin de la libertad de expresión. Y resulta que, finalmente, de todo se encargarán los tribunales y el Congreso.

Clarín, como alguna vez dijera bien Juan Pablo Varsky, en estado de emoción violenta.

Clarín/LN están perdiendo, sí, credibilidad, así sea muy de a poco. Sobre todo, se está viendo erosionada su capacidad de influir en el comportamiento de “la/su gente”. Convocaron a Plaza de Mayo para pedir por… ¡Fibertel! (por el chori y la coca, pero en su versión tecnológica, el modem y el Wi Fi). Les salió el tiro por la culata, juntaron –apenas- 150 tipos. Del mismo modo, se les está terminando la habilidad para hacer creer al pueblo que sus intereses son los de todos: defender a Clarín no es defender la libertad de expresión.

Muy bien lo expresó Lucas Carrasco –y este comentarista le pedirá las disculpas del caso por robarse el razonamiento-, Clarín no encuentra un sujeto social que sea capaz de encarnar sus demandas, como sí lo encontró para, por ejemplo, defender a “el campo”. Y entonces –esto sí ya es copyright Segundas Lecturas- radicalizan su mensaje faccioso, para ver si pueden captar enconos desde la homogenización con quienes encarnan el gorilismo moderno. La moraleja: el kirchnerismo está muy dispuesto a hacerle perder grandes negocios (y esto a cuento de la ausencia de grandes empresarios –bastante lógica, ellos también se comieron la galletita del chavismo, no podían ir a convalidar una hipotética expropiación-) a todos aquellos que no se disciplinen al poder de las instituciones. Y lo hace (y lo hará) con la ley en la mano.

El argumento “¿por qué se acuerdan después de ocho años?”, se cae una vez que se recuerda que viene dicho por los mismos que, mientras ahora acusan por la lentitud del Gobierno en pelearse con Magnetto, antes le habían achacado su “apuro” por sancionar la Ley de Medios.

Estaba preparada una conferencia de prensa pegada al final de discurso de Cristina, y ante el desconcierto por un anuncio que no se esperaban tuvieron que retrasar las apariciones casi una hora.

Dio cierta lástima ver a Clarín agitar el caos durante toda la previa del anuncio colgándose del tal... ¡Pata Medina!, quien intentó -sin éxito- manchar la asunción de Moyano en el PJ bonaerense. Agitaron una sangre que no hubo.

Mostraron reportajes a Lanata y Fontevecchia que parecían hechos en función a condenar una avanzada de tipo comunista sobre la empresa; y los editoriales del día posterior parecían escritos antes de la cadena nacional, y en el mismo sentido.

El Gobierno recupera imagen y crece en las encuestas, hecho que pone muy nerviosos a los popes de toda la corporación económica liderada por Clarín, Techint y la Mesa de Enlace, los hace caer en barbaridades, y eso realimenta el circulo vicioso que favorece más aún al kirchnerismo.

Esto se inscribe en -y está atravesado por- la misma disyuntiva de siempre: Corporaciones o democracia.

Es un partido que está bárbaro para entrar a la cancha, y jugarlo.

6 comentarios:

  1. Hola Pablo, muy buen post.
    Esto es un ajedrez, que están jugando ambas partes. Cuando hablo del "otro lado" me refiero al CEO, que es la usina. Porque a sus siervos no se les cae una idea ni con la ayuda de Newton.
    Como el Teorema de Baglini funciona, Alfonsín Jr., de quien creo realmente es un buen tipo, pero para gobernar tiene el estigma radical, se corrió rápidamente del grupo caníbal. Interesante cuestión, cooperación mutua: habrá mejor gobierno en la medida en que haya mejor oposición; ganará expectativas de gobierno una oposición que demuestre ser garante de la gobernabilidad. Con esto quedarían pedaleando en el vació el Peronismo Feudal en todas sus versiones, el macrismo en su impotencia intrínseca, y heridas de mucha importancia para la cada día más devaluada Carrió y el oportunismo bobo de Solanas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hablando en términos futbolísticos: quedaron en orsai. Aguad, Pinedo, Carrió y Solá le pidieron al réfer que pare el partido un rato para tomar Gueitoreid y recién bajaron.

    Aparte de que no encuentran un sujeto social que los represente, y que buscaran llenar una plaza de usuarios de Fibertel efervorizados ("¡Facebook o muerte!", "¡Hasta el próximo twitteo siempre!"), están llenando la agenda del diario con cuestiones referidas a sus propios intereses empresariales como nunca antes.

    Lo de ayer fue histórico. Siguen cayendo los velos que cubren esas verdades con las que muchos no quieren enfrentarse.

    Abrazo, Pablo.

    PD: me parece que el que no es Raúl Ricardo sino Ricardo Luis honra la tradición radical:

    "Todo el relato [del Gobierno] resulta muy sospechoso. Entre otras cosas llama la atención que durante 27 años no se haya formulado una sola denuncia sobre el tema, a pesar de que los que vendieron Papel Prensa tuvieron la oportunidad de hacerlo", aseguró el diputado Ricardo Alfonsín mediante un comunicado de prensa.

    http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1297955

    ResponderEliminar
  3. Excelente. Creo que hay que tener en cuenta, para quienes plantean la oportunidad de la medida, que hay condiciones cambiantes que no pueden desconocerse. El avance democrático que significó plantear la Ley de Medios, - que aún está trabada-, se debe por supuesto al coraje de la Presidenta pero fundamentalmente al espaldarazo de un apoyo social sin el cual no podría motorizarse.
    La omnipotencia y la impunidad de tantos años de estos "dueños de la Argentina" era muy fuerte. Por ese mismo también fueron evidenciando sus fisuras e incongruencias. Un lento pero sostenido espíritu crítico se fue extendiendo como para habilitar el logro de otro esquema de distribución del poder medíático, que por otra parte, resiste con todas sus armas. La cuestión de Papel Prensa avanza en ese sentido: decanta tras un proceso de movilización nuevo, heterogéneo, en defensa de una verdadera libertad de expresión así como de comenzar a investigar exhaustivamente los vínculos económicos entre civiles y la Dictadura, tema aún pendiente.
    No se dan las condiciones en cualquier momento ni tampoco caen del cielo. Lo importante es apreciar todo lo que se juega en esta lucha, y la potencialidad de los/as anónimos/as que nos involucramos en ella.

    ResponderEliminar
  4. Sujeto: Hay algo que está cambiando. La oposición se comió una gallina también con las facultades delegadas: primero dijero que las hacían caer todas, indefectiblemente, y luego quisieron ofrecer una negociación a la que el kirchnerismo inteligentemente se negó: "que caigan todas, iremos ley por ley". Y entonces quedará claro como es cierto que unicamente están allí para obstruir. Y además, por más que ganen el gobierno en 2011, las mayorías parlamentarias estarán complicadísimas, veremos, pues, como hacen para gobernar sin ellas. Con las retenciones pasó algo similar: se están dando cuenta que tanta radicalización no les viene bien (por algo la UCR no movió un dedo por que se quede Lilita en el ACyS). Abrazo.

    Ricardo: El abismo entre lo que Clarín dice que pasa, y lo que le pasa a cada uno (siempre lo hubo, lo habrá, y es más, lo debe haber para quienes como yo no creen en la objetividad) se hizo, no solo evidente y cada vez más grande que lo aceptable, sino también se evidencia interesado, que lo hacen porque no les conviene lo que ocurre con este modelo: pero a ellos, no a "la gente", dentro de la cual hay demasiadas personas que están -de lejos- mejor que en 2003. Abrazo.

    Daniela: Es de tiempos inmemoriales la discusión por liberar la democracia. Coincido con todo lo que planteaste, este tipo de cuestiones no puede sino madurar como resultado de una elaboración popular previa: lucha, que le dicen, el consenso es un camelo de aquellos. Voy a pasar por tu blog prontico. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno el post compañero.
    Veremos de que se disfraza "la" (como decis vos) "oposicion" a la hora de votar en el congreso...estaremos espectante a eso, a mas de uno se la va a caer la careta si es que todavia quedan!

    Besos!!!

    P.D.: Mas alla de denuncias de tipo legal, basta solo con informarse para ver que esta no es una historia nueva, o inventada, es una historia que debida ser contada hace muchos años, y el dia por fin llego!

    ResponderEliminar
  6. Clarín, Ana, quiere que seamos estatuas. Estatuas sin memoria... jajaja...

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: