miércoles, 18 de agosto de 2010

Cuando uno se va de mambo…

Se torna ridículo, deviene gracioso. Los "grandes" analistas políticos de la derecha mediática le dan vueltas al asunto y no se lo explican. Resulta ser que Cristina Fernández y Néstor Kirchner están avanzando fuertemente en las encuestas (ella bastante más que él, por suerte), y nadie puede explicarlo. Están un poco desconcertados, siendo que hace un año atrás el tiempo lo ocupaban en imaginar como repartirían los pedazos de torta que dejaría el kirchnerismo (que cosa esa, que puedan imaginar como repartir lo que va a quedar; en 2003, casi no había lugar de donde rascar).

Solamente Beatriz Sarlo intentó un eufemismo, que en realidad tenía la misma intención de siempre. O sea, decir que todo se debe al supuesto clientelismo, solo que esta vez optó, Sarlo, por no condenarlo, sino -según sus propias palabras- intentar "comprenderlo". Flojísimo. Llama la atención como no se hacen cargo de la parte que les toca, y pretenden -en su mayoría- culpar de todo al sector dirigencial de la oposición. "Porque se dividen" (¿por qué estarían obligados a unirse?, sería una buena pregunta para hacerles). "Porque no acuerdan un programa de gobierno común" (¿programa de gobierno en "la" oposición?).

¿De verdad piensan que todo se debe, simplemente, a que se dividen los opositores? Piensen. Un poquito, nomás. Vamos, que se puede. Igual de divididos y con la misma carencia de propuestas fueron a las elecciones de 2009, y sin embargo ganaron (ahí nomás, pero ganaron). A ver, va una ayudita: Exageración, ¿les suena? ¿No creen que se les fue la mano un poquito con los embates al Gobierno Nacional, y muchos cayeron en la cuenta de que tanto ensañamiento podía tener segundas intenciones, como advertía el kirchnerismo? ¿O que se fueron de mambo con los anuncios de catástrofes no ocurridas, y entonces, siendo que el Gobierno optó por plantear un duelo de relatos, el de ustedes cayó en desgracia por tanto Apocalipsis fallido, y encima, ante un 2010 que viene bien de números alguien pensó "me han estado engañando? ¿Se durmieron en los laureles porque creyeron que esto ya estaba listo, acaso?

Si un lector de Perfil.com lee "Por qué fracasó la mediación K" para solucionar la disputa entre Colombia y Venezuela -cuando la gestión ni siquiera había comenzado-, ¿que creen que siente cuando después ve al Secretario General de UNASUR anunciando que los países en pugna finalmente relanzaban sus relaciones diplomáticas? Si un seguidor de Alfredo Leuco le oye decir que nunca hubo menos libertad de prensa en democracia que en la era K, y después ve que la mayoría de lo que se ve, lee y escucha es una manada de lobos aullando tranquilamente a todo volumen contra el Gobierno, y con una saña como pocas veces se vio en la historia reciente, ¿no piensan que puede haber notado la distancia entre los hechos y los análisis que se hacen de ellos?

¿Y Morales Solá anunciando un muerto que no hubo? ¿Y las supuestas amenazas y/o escraches a periodistas? ¿Y aquello de que se acabarían las reservas del Banco Central si se usaban para pagar deuda externa? ¿Y Bonelli y Santillán anunciando una "caída estrepitosa” en la producción de automóviles para 2009, que finalmente se convirtió en récord de ventas? ¿Y el aislamiento internacional? ¿Y la leche, carne, pan, trigo, alfajores Milka, caramelos Sugus y gomitas Yummi que, supuestamente, habría que importar? ¿No bastaba con criticar, qué falta les hacía jugar tan a fondo, pintando un caos que en verdad no existe? Porque acá se habló de la necesidad de acabar con el régimen K ya que este había convertido al país en un infierno. Da la sensación que no es, al menos, tan así. Y que son varios los que se están dando cuenta.

4 comentarios:

  1. Pantallas sobre pantallas, Pablo.
    Habrá lectores, de esos típicos, que estarán esperando las desgracias. ¿Pensás que durante los festejos del Bicentenario no hubo gente esperando que pasara algo, un problema, una pelea? Leer los comentarios que hacen los lectores de La Nación, Clarín y Perfil da miedo: destilan odio.
    Lo más perverso son, obviamente, las columnas, y
    los titulares, porque después, con la letra más chiquita y de la forma más escueta, tienen que decir que p/ej. aumentó la venta de gomitas Yummi, pero aclarando rápidamente que se debe a que se liquidaron los dólares "del campo".
    En fin, la prueba, creo yo, será cuando hable la bombacha.
    Te mando un Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Está bien que los analistas y diarios se dediquen a basurear al rejunte opositor, pero deberían también darse cuenta -ojalá que no-, que ellos también tienen una cuota grande de culpa como bien lo explicás en el post.

    El problema está en que la estrategia con la que salieron a la cancha era voltear al gobierno. Y que "gobernara" Cobos, claro. metieron dos goles antes del primer tiempo: la 125 y el 28J, y pensaron que el partido estaba cerrado.

    Apareció la magia de la número 10 que tenemos, Cristina, y metió un par de golazos bárbaros: Ley de Medios y AUH.

    El partido está ahí, jugándose. No está todo dicho, pero feo para el DT Magnetto ver que la estrategia que delineó no funcionó. Y ahora, con otro partido, no le sirven los picapedreros. Necesita de volantes creativos y goleadores. Y no tiene ninguno. Y por eso se desespera.

    Abrazo de gol. Je.

    ResponderEliminar
  3. Sí, es así nomás. Pero me refiero a como fueron parejos en el tiempo la escalada verbal, la intentona de generar un clima demasiado fín de ciclo, de casi diría olor a 19/20 de Diciembre de 2001, y la recuperación del Gobierno. Y la verdad que me parece que entra todo en la ensalada. El Gobierno se quedó con la iniciativa en sus manos, la situación mejoró por el laburo sucio del primer semestre de 2009, "la" oposición no se mostró alternativa, se notó muy rápido que llegaban a querer socavar la gobernabilidad, y, por último, lo que digo en el post, este ofrecimiento de una pintura de far west absolutamente antojadiza, que no resiste el menor análisis, y que me juego a que ha de haber influido, y fuertemente, en la recuperación de imagen del Gobierno. Hubo, de parte de "la" oposición (y yo en ese pack mezclo periodistas, dirigentes políticos y empresarios, todo junto), una pésima lectura de la situación. Se la creyeron, la vieron mucho más fácil de lo que en verdad era, y operaron, sobre la base de ese diagnóstico, absolutamente desacertado, pesimamente. Mejor para nosotros, pero no puedo dejar de mencionarlo, aunque se me acuse de avivador de gilada.

    ResponderEliminar
  4. Casi que comentamos juntos, Ricardo, después de lo que dijo Sujeto, y casi que pusimos lo mismo. Yo creo, como vos, que dijeron "partido liquidado". Y agregaría otra cosa, que es que nosotros nos dejamos de dos boludeses: primero, de hacernos goles en contra; y segundo, de tiki - tiki intrascendente, y salimos a jugar con pierna fuerte.

    Saludos a ambos dos.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: