lunes, 14 de junio de 2010

Prueba Nº 1: Aprobada. Argentina 1 - Nigeria 0

1. Se vio, principalmente, un equipo al cual no le pesó lo que más factiblemente pesa en un debut mundialista (tanto de equipo como de varios jugadores: Romero, Demichelis, Jonás, Di María, Higuaín). En ningún momento se vieron síntomas de ataduras ni imprecisiones propias los nervios. No cualquiera.

2. Esta selección se armó de atrás para adelante. Como casi siempre se arman los equipos, pero en el caso del team de Diego más, porque fue a partir de que Maradona decidió cuidar el cero ante todo que se pudo llegar con ilusiones a la cita. Esa solidez dio tranquilidad y, además, permitió pensar en abrir la variante de Tevez arriba. Pero la espalda de Jonás fue terreno demasiado fértil para los nigerianos. Esa variante no dio frutos, el ex Vélez no puede ir de 4, urge volver al modelo clásico, no todos serán tan imprecisos como los nigerianos para aprovechar esos huecos. Es un mundial, y lo que más y mejor paga es defender bien.

3. Los volante centrales, Mascherano y Verón, estuvieron siempre, pero siempre, muy bien parados. Eso es fundamental, un termómetro. Marcan el tempo del equipo, uno con sacrificio, el otro con el toque distinto. Fueron apoyo constante para sus compañeros, y no es poca cosa. También a partir de ellos es que se puede pensar en un team sólido.

4. Se llegó bastante al arco. El que haya visto la mayor parte, o buena cantidad de los partidos jugados hasta acá, se dará cuenta de que es algo para destacar el hecho de que Argentina se haya arrimado tantas veces de forma clara a la meta rival. Hubo ideas para buscar, además, no se llegó porque sí. Bien ahí a las jugadas preparadas, vale como variante sacar petróleo de eso. Caso Tevez, aparte: no anduvo mal, pero ¿es tan vital su presencia en ataque si lo que más se le destaca son sus repliegues defensivos?

5. La falta de contundencia. Otro ítem en el que hay que afinar. Es en las áreas donde se define todo, hay pocos espacios y urge saber aprovecharlos. Argentina, dijimos en el punto 4, fabricó y muy bien esos espacios. Pero hay que efectivizar lo que se genera, lo dijo el propio Maradona, es imperdonable que se perdone tanto. Vale decir que en esto influyó el enorme arquero nigeriano, instituido figura por los jugadores argentinos.

6. Samuel y Heinze. Arriba se criticó la defensa. Vale rescatar a estos dos hombres. El 6 de puesto siempre bien ubicado, sacando todo, sobrio, seguro. El 6 de camiseta, híper correcto, sin hacer jamás una de más, adaptado plenamente a la función de lateral, poniendo su propia impronta. Se dice, además, que es vital en la vida del grupo, sus compañeros lo quieren y respetan mucho. Juntos fueron factotum del gol. Uno cortinó, el otro metió un cabezazo para poner en los manuales del fútbol. Son jugadores de los que siempre abundan en los equipos campeones, gustos al margen.

7. Romero. Un arquero que no es del gusto de este bloguero (que prefiere a Ustari), vale reconocer que hizo fácil las pocas con que lo pusieron a prueba. A la pelotita esta que se usa, que conspira contra los arqueros, la esterilizó a puro puño. Correcto.

8. Di María. Tiene el crédito abierto, se lo buscó poco, y la buscó ídem (quien sabe si no fue porque lo mandaron no moverse demasiado de su punta). Si se le reparte juego, se lo podrá evaluar mejor.

9. Higuaín. El hombre cuyo apellido no saben pronunciar ni la Presidenta CFK ni Susana Gimenez, jugó como un verdadero nueve de equipo. No es poca cosa el enorme laburo táctico que hizo Pipita tirándose atrás, a los costados, bajando a construir, arrastrando marcas y demás, cuando en tu equipo juega un tal Messi, a quien le urgen tipos con la generosidad táctica de Higuaín. ¿El 9 vive del gol? Sí, pero tranquilos, ya llegará. Chances tuvo, le faltó afinar la definición. Más preocuparía que no hubiese tenido esas oportunidades. Recordar que Francia fue campeón en 1998 sin un solo gol de su 9 titular (Guivarc´h), que fue actor de reparto para Zidane y Djorkaeff. ¿A alguien le importa realmente quien hace los goles si se hacen?

10. Messi. Su mejor partido con la albiceleste mayor. Todo el repertorio a que nos tiene acostumbrados en Barcelona, más panorama, búsqueda de juego asociado –mucho y bien para atrás con Verón y Masche-, sacrificio, cabeza fría, generosidad con sus compañeros. Dejémoslo acá con él, para no quemarlo, porque está en camino.

P.D: Maradona. Se lo ve bárbaro. Metido, ubicado, laburando. Que dure, que no se corte.

Llamado de atención: Si, dios no lo permita, Verón falta algún partido, se va a notar que lo dicho en Segundas Lecturas respecto de que sobraba un delantero y faltaba un volante, era tal cual (lamentablemente). Entrará un volante, cualquiera sea, por bruja, y solo quedarán dos variantes en el banco. La boca se nos haga un lado, y ojala alguien nos pueda decir “la tenés adentro”, igual que a algún pelotudo que anda por Sudáfrica buscando roña en cuanta conferencia de prensa, aparición noticiosa o programejo tiene a mano. Y pensar que acá se quedó tanta gente que sabe de fútbol en serio.

3 comentarios:

  1. Coincido en todo, Pablo.

    Lo que marcás, de comparar la cantidad de situaciones argentinas contra las generadas en otros partidos, es muy cierto. Y el laburazo que hizo el Pipita también. Ya le va a tocar gritar.

    Con respecto a Tevez, nobleza obliga. Siempre lo critiqué pero me parece que jugó bastante mejor de lo que yo esperaba. Igual no me termina de convencer el esquema de 3 delanteros, Jonás de 4 y Verón siendo un 8 mentiroso. Yo volvería al 4-4-2. No se a quien sacaría, eso sí. Que se la arregle el Diego, loco. :P

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Viste, Ricardo, estamos en canales similares. En lo de Tevez también. Apache si quisiera podría hacer la de Eto´o en Inter, ser ocho, si quisiera permanecer, porque tarde o temprano Diego va a querer poner un central de cuatro. Yo creo que lo podría hacer, tiene garra, tiene marca y es veloz.

    Decime, por otro lado, si no te maté con el dato de Guivarc´h en Francia 98.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que no lo tenía al dato.
    Pero el Pipita tiene que meterla. No creo que Maradona le cuide el lugar sólo por abrirle espacios a Messi o Tevez.
    Eso si, convengamos en que la actuación de los 9 de los demás equipos fue bastante más deficitaria que la de Higuaín. Me refiero a Crhistiano Rrhonaldo (eso si, cero caspa), el hooligan de Rooney, Luis Fabiano, los españoles. Excepto Klose, los otros, aparte de no meterla, jugaron mal.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: