jueves, 11 de marzo de 2010

Habemus embrollus

Estamos atorados. Si se votaba hoy -o si se vota cualquier día que Pepe Pompin Pampuro quede al frente del honorable senado-, el pliego de Marcó Del Pont pasaba.

Roxana Latorre decidió que -en este tema, específicamente- acompañará la decisión de la primera minoría, o sea el kirchnerismo. Razonó que el país no puede perderse de una economista de las calidades de Mercedes, acaso la mejor de este país.

Eso hace que las cuentas digan empate en 36, valía por dos el voto de Pampuro, y adentro Marcó Del Pont. Así las cosas, lo que hace un par de semanas era malísimo pasa a ser re bueno, es decir, dejar una sesión sin quórum, para la que faltó un alma. Con la diferencia de que cuando Pichetto decidió que su bloque abandone la sesión, lo hizo en razón de una premisa inexistente: Resto del senado decía tener 37 votos y no era así.
La traba está en que cualquiera de ambos bloques podría, de aquí en más, bloquear la sesión de votación del pliego, dependiendo de si Cobos o Pampuro presiden la misma. El desempate del presidente de sesión pinta ineludible.

Pero, ojo 1: cuando Cobos vuelva a presidir el bloque, el concurso de Latorre puede llegar a no servir para nada. Latorre votará a favor del pliego de Marcó Del Pont, pero hoy no dio quórum. Puede que con Cobos a cargo sí lo de, y pierda 36 a 1. No parecería razonable que lo haga, siendo sus intenciones de voto, pero no está de más no alimentarse falsas expectativas.

(Se siente, se sabe: los diarios del viernes seguramente hablarán de cómo los K, con “la kaja” o algo similar, compraron a Latorre. Se pueden imaginar las siguientes opciones: a. Que el gobierno le facilitó a Latorre un viaje todo pago para dos personas a las Bahamas, con pasaje, hotel, pensión completa y cuatro entradas para ir a bailar, con barra libre; b. Que se la mueve Pichetto y/o Nicolás Fernández; c. Que le prometieron que al sobrino lo meten a jugar en las inferiores de Racing de 9, capitán y pateará tiros libres y penales. Investigaciones jugadas y serias como nos tienen acostumbrados: sin dato cierto alguno, ni testimonios veraces que los confirmen).

Quien sí aportó para el presente número 36, fue la rionegrina María José Bongiorno. Bongiorno llegó al senado en diciembre de 2007 como segunda de Miguelo Pichetto, o sea, por el oficialismo. Luego del 28-J se retiró del bloque del FPV. Asimismo lo hicieron, en diferentes momentos, el también rionegrino Pablo Verani; los tres salteños, Romero, Sonia Escudero y Pérez Alsina; y el santiagueño Rached. Todos elegidos en 2007, todos en una boleta encabezada por el lema “Cristina Presidente”. De no haber seguido ellos seis el mismo camino que Borocotó -pero a la inversa, de oficialistas a opositores, por eso no merecieron crítica alguna-, todo este brete no existiría. El FPV contaría hoy con 38 bancas sumadas esas 6 que desconocieron el mandato popular (y sin tener en cuenta a los dos aliados fueguinos y el de Neuquén). Lo de Latorre es distinto, reasumió en diciembre pasado ya como opositora.

Ojo 2: Bongiorno dio hoy quórum, pero no cantó como votará.

Retomando a Cobos, ojo 3: con Cleto se da la inversa de lo que cualquier constitucionalista en serio (no los que salen por TV) diría. En él, la regla es esperar que se oponga al gobierno del cual forma parte, y la excepción –siendo suaves- que acompañe en algo. Pero ya en el Redrado gate sostuvo (metiendo algunos palos igual, mas vale) la postura gubernamental. No come vidrio: sabe que no puede haber un Presidente del BCRA que no comulgue con las políticas fijadas desde el gobierno nacional, porque como sistema se muere.

Así las cosas, pintan un par de opciones para resolver el entuerto. Que Cristina se vaya todos los miércoles –día de sesión en el senado- a Uruguay a tomar el té con Pepe Mujica, así –con Cobos de Presidente y Pepe Pompin a cargo del senado- si el oficialismo consigue quórum aprueba el pliego de Mecha (no es recomendable). O bien, y mejor, ingeniárselas para meter en alguna negociación la aprobación del pliego –por ejemplo, a cambio de algún tipo de hueso para los gobernadores-.

- - -

Lo que es grave en serio es que están dañando la institucionalidad justamente quienes más mienten defenderla. Lo que se hizo con Marcó Del Pont en ambos llamados a la comisión de acuerdos del senado, es lamentable.

A esta altura uno no duda de que el respeto a las formas tan declamado, sea simplemente eso, puro bla bla. La primera vez, se la citó a comparecer con sólo cuarenta y cinco minutos de anticipación. Rayó lo ridículo. El último miércoles, se cometió la irrespetuosidad de llamarla para no preguntarle nada y, lo más increíble de todo, hasta invitarla a retirarse del lugar, vaya uno a saber con que autoridad. En ambos casos, la sensación es similar: no entrar a ningún debate con ella, no fuera cosa que la capacidad argumental e intelectual de Marcó Del Pont los dejase en ridículo o en evidencia sus intenciones. En cualquier forma, negarle su derecho a defensa. Entonces, ¿y las formas?

Ayer explicó la mentira de la supuesta teoría del ardid de que mientras CFK hablaba, el BCRA giraba los fondos al tesoro, con datos que confirmaban que la transferencia se hizo luego de publicado el DNU. Dio sobradas explicaciones desde lo técnico al respecto del FonDeA. Cuando se abrió a ser inquirida, Resto del Senado decidió callar. Como siempre, eludiendo el debate.

Gerardo Morales fue el encargado de llevar adelante la opereta. Está acostumbrado el jefe de los senadores radicales y encargado mediático de Resto del senado a hacerse el guapo con mujeres: lo hace a menudo con la Presidenta, lo hizo con Milagrito Sala, ahora le tocó a Mecha. No mostró tanta valentía cuando debió defender su decisión de expulsar a Cobos de la UCR cuando la presidía, ni la muestra ahora que le ladran para que deshaga a lo acordado con Pichetto, lo mandan a arrastrarse entregándole cargos a Menem a cambio de su apoyo o le enrostran sus fracasos en la estrategia parlamentaria. Ahí calla.

Lo grave desde la tan mentada institucionalidad, es que la comisión de acuerdos del senado está para evaluar la capacidad técnica del funcionario evaluado. Los tribunales, en cambio, han de velar por la juridicidad de sus actos. Resulta que actualmente en Argentina pasa todo lo contrario: los senadores evalúan la formalidad del DNU, y los jueces su oportunidad, mérito y conveniencia. El mundo del revés, y de nuevo, todos juntos: ¿y las formas?

Hace unos años, cuando Néstor Kirchner designó a los ministros que hoy conforman la mejor Corte Suprema de Justicia de la historia argentina, sin optar por amigos ni socios, una discusión similar se dio en la misma comisión en la cámara alta. La senadora por San Luis y miembro del Opus Dei, Lilliana Negre de Alonso, abundó en preguntar a Zaffaroni, Argibay y Highton de Nolasco que opinaban del aborto, de los homosexuales, y demás cuestiones de valoraciones personales ajenas a las capacidades de judicatura de los mencionados candidatos. No le correspondía a la senadora hacer eso. En todo caso debía preguntarles si sabían el artículo 121 del Código Civil o teoría de la autonomía de la voluntad, y si no era así, entonces sí los bochaba. Seguimos, casi a los gritos: ¿y las formas?

A Marcó Del Pont deberían haberle preguntado, por caso, si sabe que es la oferta, que la demanda, que los encajes bancarios o cual considera el nivel óptimo de reservas a acumular. Nada más. Eso dicen las reglas de la comisión de acuerdos. Otra vez, a coro y bien fuerte: ¿y las formas?

- - -

Segundas Lecturas entiende que a algunos les moleste Cristina Fernández de Kirchner. Tiene un discurso fuerte, polarizante, ideologizado al extremo. Eso puede que moleste, de hecho lo hace. Es cuestión de estilos, es entendible que el de CFK no atraiga, no merece objeciones una posición tal. Siempre que sea jugada con sinceridad. Porque si de carácter se trata la cosa, Marcó Del Pont es distinta en tonos a Cristina: habla en notas bajas, es simpática y tiene una sonrisa invariable e inmutable que no hay Cristo que se la borre. El miércoles por la noche, luego de ser injustamente maltratada en la inquisición senatorial donde parecía haberse decidido su suerte de antemano sin meritarla como corresponde, casi se quiebra en diálogo con Bonelli y Silvestre. La voz le temblaba, los ojos se le humedecieron, pero no cayó en el llanto. Fue un detalle, su buen humor es la regla. Las diferencias entre ellas se comprenden: una conduce un proceso político, sufre las mayores presiones y desgastes; la otra no debe arar con esos bueyes.

Entonces, si son las formas lo que molestan, ¿como se entiende entonces que se denoste por igual a quienes tienen estilos de actuación política diferentes?

Quizá porque coinciden en algo donde se puede encontrar el nudo de la resistencia a ambas: se reconocen militantes, primero; y contra las políticas neoliberales, además.

¿Seguro que no? Bueno sería que demuestren que no es correcta esta humilde tesis.

- - -

Nada que ver con esto, pero vayan un par de preguntas para Pino Solanas.

Comisión de Agricultura en diputados: Ricardo “si el congreso aprueba la 125 hay que cerrarlo” Buryaile, CRA.

Misma comisión en senadores: Josefina “¿a esta quien la conoce?” Meabe, Sociedad Rural Argentina.

Pino: ¿Usted cree que va a andar un proyecto de ley de arrendamientos rurales o de diferenciación de retenciones entre “grandes” y “pequeños” productores, con estos muchachos a cargo de los trámites comisiónales? A propósito, si Federación Agraria tiene dos diputados “Chito” Forte y Orsolini, ¿por qué la Comisión de Agricultura queda en manos de otra entidad con menor representación? Será verdad, pues, que FAA es chirolita en la Banda de Enlace.

Comisión de Legislación General en senadores: Lillina Teresita Negre de Alonso, de San Luis; miembro del Opus Dei, Peronista “Federal”.

Pino: ¿Usted cree que va a andar la despenalización del aborto, la aprobación del matrimonio homosexual o la des incriminación del consumo de drogas, con esta retrograda metiéndole freno a cada iniciativa?

6 comentarios:

  1. El post me encantó; solo quiero hacer una observación sobre Negre de Alonso. La ley de SCA pudo pasar en Diputados pese a que la Comisión de Libertad de Expresión estaba presidida por Giudice, una furiosa militante clarinista. La presencia de Negre de Alonso en ese puesto entorpecerá indudablemente el tratamiento de las iniciativas que mencionás, pero no pienso que sea un escollo insalvable si obtienen un respaldo tan amplio como el de la ley de SCA, la nacionalización de las AFJP o la reestatización de AA.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Por otra parte, en el tema del matrimonio gay y la marihuana, la Corte Suprema puede que meta cierta presión en algún fallo, lo cual facilitaría el proceso.

    ResponderEliminar
  3. che cleto salvo 1 vez voto siempre con el gobienor de donde sacas las paparruchadas que decis
    peron te diria que la unica verdad es la realidad

    ResponderEliminar
  4. Marcó del Pont aceptó la jugada de Cristina de dictar un nuevo decreto en sustitución del anterior, como manera de eludir la orden judicial que prohibía el cumplimiento del primero. Esa jugada es totalmente ilegal y no hay abogado que la apruebe (excepto, aparentemente, el o los que firmaron aparentemente los dictámenes legales en el Banco Central). Esa es la conducta que justifica el rechazo de Marcó del Pont como Presidenta del Central.

    ResponderEliminar
  5. Martin L: Ojo, porque cuando la Ley de Medios, el tratamiento se dio en tres comisiones al mismo tiempo. Eso le impedía a Giudice dilatar las cuestiones. El secreto sería promover la discusión en más comisiones que solamente legislación general. Pero ahí surge un nuevo problema: las comisiones que pudieran llegar a tener que ver en este tema están todas presididas por, y con mayoría de, opositores. Me parece que el camino es seguir metiendo presión desde los fallos, cosa que se haga imposible no encarar al menos la discusión.

    joe e. tata: Me parece que sos vos el que dice paparruchadas. Nada de lo que hace el gobierno apoya Cleto, ¿o vivís en un termo vos?

    Anónimo: Así será, más no es ese tema en el que tenga que intervenir la Comisión de Acuerdos. Cuestiones legales a la justicia.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: