lunes, 22 de marzo de 2010

El equipo paradoja


Este Independiente es una paradoja andante que, no obstante eso, se afianza por su profunda convicción de que el rumbo elegido es el correcto.

Pasada la primera parte del campeonato –diez partidos-, se hizo puntero en la segunda mitad de ese tramo (cinco victorias en cinco partidos, con la valla invicta por demás), haciéndose acreedor, en dicho período, de no pocas críticas respecto de su juego (muchas veces merecidas). Cuando parecía ser más convincente y vistoso, “acorde a su historia” para algunos, apenas venció a Estudiantes de La Plata y fue goleado por Vélez, este último partido bisagra para el cambio a la tan ansiada solidez.

La victoria frente a Rosario Central estuvo en línea con este rojo paradójico: hizo una muy buena primera parte, pero no pudo concretar en la red la victoria que en lo hechos merecía. En la segunda, cuando entre la pesadez propia de un campo que sufrió cerca de cinco horas de lluvia fuerte y persistente, y un equipo rosarino que se afianzaba en el aguante y se hacía amigo del punto, las tablas parecían puestas, Independiente logró dos goles de excelente factura que le dieron una victoria importantísima. Ambos reflejan como siente el juego este equipo, con juego de pases por el piso, asociando sus valores y con buenas dósis de permisividad a las aventuras individuales (Mareque en el primero, Mancuello para fabricar el segundo).

Independiente viene superando una serie de pruebas peludas por lo futbolístico y lo anímico. No es poco cuando se analiza el plano relativo, el que lo pone cara a cara con sus competidores. ¿Qué le falta para pasar de ser solo un buen equipo a ser un gran equipo? Lo dijo el manager, Cesar Menotti (y uno cree que, aunque íntimamente, Tolo Gallego comparte), lograr mayor continuidad en el desarrollo de una idea a la que no renuncia, y con la cual, cuando funciona a pleno, es muy difícil no coincidir con ella. De todas formas, cuenta con algo que no se consigue en todas las góndolas: entusiasmo y ganas de ganar, lo que hace querer a este equipo, independientemente de cual vaya a ser su fortuna.

¿Lo mejor que tiene? La bandera que sostienen los jugadores en la foto lo resume mejor que cualquier palabra.

2 comentarios:

  1. Si Gallego lo saca campeón,
    le tienen que dar si o si la Selección.

    Me salió en verso.

    Abrazo, Pablo.

    ResponderEliminar
  2. muy buen resumen de lo qe es indpendiente hoy capo, saludos, y ojalá sigamos asi.


    tu amigo.

    pozo

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: