viernes, 23 de octubre de 2009

Que no copen la parada (Sobre la ley de medios v. XI). “Tapando la realidad”; o, “A la realidad le pongo la tapa”; o, “Destapando la realidad"

Se recordará que uno de los spots que más repitió Clarín durante la batalla por la ley de medios, rezaba algo así como “la realidad se puede tapar, o se puede hacer tapa”. Dicho lema intentaba dar el mensaje de que, por medio del proyecto de ley, el gobierno descargaba su irritación con El Grupo, debido al pertinaz objetivo de este último en transmitir la realidad de las cosas.

Esta última semana se asistió a un gran número de sucesos políticos, que novedad. Tres de ellos no merecieron mención alguna por parte del llamado “gran diario argentino”: el diputado De Narváez aseguró que se le agradecía –no se sabe muy bien quien- haberle “roto el culo” a la Presidenta de la República y a su esposo; el Presidente de Brasil, Lula, tan caro a los afectos de un periodismo que intenta contraponer su estilo al del actual oficialismo, consideró a CFK como “una gran Presidenta”; por último, la organización Reporteros sin frontera, elogiaron la calidad de libertad de prensa en Argentina, nada menos.

Curioso estilo de recorte, que opta por omitir una grave falta de respeto a la Jefa de estado; deja de lado una declaración del país hermano después de semana de metralla con cada pelo y señal de la gestión del mismo; y elude la consideración de un organismo mundial verdaderamente independiente y de renombrada trascendencia en materia de periodismo, justo en momentos en que el tema está tan en boga.

Si se toma por cierto el espíritu del spot al que se hace mención en el primer párrafo, habrá que concluir en que la capacidad abarcativa para oficiar de (parafraseando la alocución de Carlos Raimundi durante la sesión en diputados) “sacrosantos propagadores de la verdad” del diario de mayor tirada del país, es bastante pobre.

Si por el contrario se adopta el espíritu mayoritario, y que inconmoviblemente se sostuvo, entre muchos otros lugares, desde esta columna durante la disputa por la nueva herramienta radiodifusora, en cuanto a que la realidad no es algo que se recoge de los arboles y se difunde, sino más bien una construcción subjetiva, no por ello menos válida, se entenderán mejor tales “olvidos”.

2 comentarios:

  1. “la realidad se puede tapar, o se puede hacer tapa”
    No será que el rabino Bergman está de titulero en Clarín?

    ResponderEliminar
  2. Que extraña forma de travestismo, siempre es mas grande lo que pasa con los demás y las miserias ajenas. Que miserias?. Hay miserias?. no hay miseria es sensación, Clarin induce a robar y mentir y mandar vagos con plata del estado a ver partidos del felpudo de la AFA que es servil del gobierno que no paga a nadie por el futbol gratis.....................UF y solo lo escribi den 2 minutos sin elaborar. Seguro que yo trabajo para el multimedios, Trabajo para el gran diario?, no lo sabia, no todos trabajan para el multimedios, eso si Persico es decorador de interiores....... Andá mentiroso.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: