martes, 6 de octubre de 2009

Que no copen la parada (Sobre la ley de medios v. X). El dilema de las cuatro “P” (Pepe Pampuro Presidente Provisional).

Andan diciendo por allí que el gobierno no quiere a José “Pepe” Pampuro en la presidencia provisional del Senado en la sesión en la cual se debatirá la ley de medios porque, con ello, perdería un voto a su favor. ¿Es eso correcto? Es groseramente incorrecto. Veamos.

Sabido es que el Vicepresidente de la Nación, que preside las sesiones del Senado como representante del Poder Ejecutivo en el Poder Legislativo (a menudo Cobos olvida eso), solo ejerce derecho al voto en caso de empate. Fuera de esa inusual circunstancia, únicamente ejerce funciones ordenatorias. Pero ello, no es en razón de su condición de jefe de la sesión. Se explica en algo mucho más sencillo: el Vicepresidente no es Senador.

Esto fue muy bien explicado en ocasión de la elección como titular del alto cuerpo, del senador Ramón Puerta, en la presidencia De La Rúa. El encargado de la argumentación fue el entonces Senador por Córdoba, hoy ministro de la C.S.J.N., Juan Carlos Maqueda, quien aportó la siguiente conclusión, tangencial a nuestros efectos: "Ambos cargos tienen naturaleza política distinta, arrancó. El vicepresidente tiene como función principal reemplazar al Presidente y como función accesoria presidir este Senado, pero sin voz, sin voto y sin iniciativa legislativa, como sí la tiene el presidente provisional, que es un senador elegido por el voto del pueblo de su provincia”.
(Acá la fuente, ofrecida por los amigos de lanacion.com)

En el caso de que Pampuro tuviese que ocupar el sillón máximo de la cámara, conserva su derecho al voto, puesto que lo contrario implicaría un desmedro en la representación de la Provincia por la cual ejerce. ¿Cómo lo hace? Desde el mismo estrado que habitualmente ocupa Cobos, está preparado para el caso de que ocurra esa circunstancias. En caso que haya empate, su voto cuenta doble automáticamente. El Presidente de la cámara de Diputados ejerce -si quiere, puede no hacerlo, también Pampuro puede optar por no votar- igualmente su derecho y es en función de las mismas razones: su calidad de miembro del cuerpo es la que le otorga la posibilidad.

Distinto sería si a Pampuro le tocara ser transitoriamente Presidente de la Nación, en caso que Cobos pensara en irse, para esa fecha, a Montevideo a ver el definitorio Uruguay – Argentina por la última fecha de las eliminatorias sudamericanas (diga lo que diga Macri, las perversidades no las piensa el gobierno, si se tiene en cuenta que el propio Cobos admitió no ser muy fanático del futbol, pues prefiere las maratones). Allí, por tener que ocupar transitoriamente la función ejecutiva, Pepe perdería, no sólo su derecho al voto, sino además la posibilidad de participar en la sesión. En ese caso, Ruben Marín, Senador por La Pampa y actual vicepresidente 1º del cuerpo, sería el encargado de presidir la sesión senatorial, pero también él podría votar, por las mismas razones que lo puede hacer Pampuro
.

Por ende, a todos los que andan revisando que pueden inventar para tumbar el proyecto de LSCA el viernes que viene, más les convendría sustentar sus posiciones negativas respecto del mismo. Ahora, en el caso de que persistan en valerse de argucias reglamentarias para el prepósito obstruccionista, un consejito: péguenle una leída a las leyes antes de decir las barbaridades que dicen. De onda.

3 comentarios:

  1. Dos cosas:

    Creo que el oficialismo sabe que tiene los votos y no va a ser necesario un desempate. Y quieren a Cobos mirando, como el boludo que es, como le aprueban el proyecto en la cara.
    Derrota al Multimedios y derrota a Cobos, que se puso al frente de la oposición a la nueva Ley de SCA...

    Segundo, imaginá lo que dirían los diarios si Pampuro presidiera la Sesión y votara a su vez como Senador.
    Hasta el día del Juicio Final estarían dando lata con que el Gobierno hace lo que quiere, que Pampuro no puede ser dos cosas a la vez (aunque pueda), que la Escribanía, etc., etc.

    Yo quiero que Cobos esté mirando como le aprueban la Ley en la jeta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y sí. El tema es que pueden decir lo que quieran porque las voces que les marcamos las barbaridades que les sale de la boca, estamos apartadas. Pero ya se les va a acabar.

    ResponderEliminar
  3. Clarísimo!
    Sigamos con la vigilia.

    saludos para todos

    Adal

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: