miércoles, 29 de julio de 2009

Tocamos fondo

Nunca desde que comenzó el conflicto con las cámaras patronales agro financieras se oyó de boca de los jerarcas de las mismas una exposición de principios y objetivos tan clara como la del lunes en la Rural.

Tal vez no queriendo ser menos que
los muchachos de AEA, los representantes de las patronales salieron a recordar cuanto y como pueden marcar la cancha. Pero ya no sólo al gobierno actual. Esta vez, también cobró la oposición, provocando una unidad de rechazo impensada de parte de casi la totalidad del arco político dirigencial al discurso campestre.

En un marco caldeado, y fogoneados por execrables manifestaciones que provenían de la tribuna, los cuatro presidentes de las cámaras agrarias se dedicaron a enviar no menos de una docena de mensajes (y/o advertencias) agresivos y pendencieros, donde las loas a Martínez de Hoz -saludable sinceramiento ideológico-, fueron meros sub textos al lado de los restantes “avisos” lanzados. Paréntesis: cuanta viveza tienen para insultar a Scioli en su ausencia tras haber impostado un recibimiento cívico y republicano al gobernador en la visita que realizara a la exposición de la SRA. Falsedad y cobardía en perfecta combinación. ¿Operación Lole o Cleto? Se les nota demasiado, muchachos.

Se sienten dueños del triunfo opositor en las elecciones legislativas. Para ser sinceros, muy probablemente lo sean. Y entonces hoy en el “campo” está todo listo para comenzar con la presión por instaurar un modelo gendarme de sus intereses de clase. El daño es ahora para la democracia toda. Para la política. Las llamaradas en boca de la mesa de enlace fueron, a decir de José Natanson
(acá), la reivindicación de una sociedad sin intermediarios o –agrego yo- en la que estos sean genuflexos a las imposiciones de los sectores más pudientes.

El carnaval opositor quizá haya caído en la cuenta de que el gobierno de Cristina es, simplemente, circunstancial punching ball y que en adelante, quien sabe hasta cuando, con la fuerza y legitimidad ganada por los gauchócratas, cualquiera de ellos podrá verse en una hipótesis de conflicto similar a la de la hoy Presidenta, a no ser que se arrodille ante las pretensiones de estos filibusteros vestidos de pobres y hartos gringos de la chacra. Tarde será entonces para muchos de quienes se ocuparon de otorgar legalidad de sufragio a estos que ya se encontraban en capacidad de poner en jaque la economía y provisión de alimentos del país entero
(remember Buzzi dixit). Igual estarán tranquilos pues, en última instancia, no serán ellos quienes paguen los platos rotos. Mucha culpa también hay en el gobierno por no haber, en seis años, hecho lo suficiente para quitarle capacidad de presión sobre las políticas públicas al “campo”.

Al diablo con el diálogo, el consenso y las instituciones si no se otorga la rendición total para con los pocos que se verán beneficiados de los monumentales precios que la soja depara despojada de retenciones (y aún con ellas, obviamente). Carne, leche, trigo, maíz, problemas que sí requieren atención, quedarán al margen. Simples cortinas de humo operando en favor del objetivo de máxima.

Mientras tanto otros, esos sí “irascibles, violentos e irreflexivos”, son capaces de negociar y pragmar para la obtención
de un aumento en el salario mínimo, vital y móvil. Visto está que la derrota fue mucho antes de la elección del 28J y no parece tener que ver siquiera con ella en sí misma. Futuro incierto. Y preocupante. Pero no para el gobierno, sino para la democracia.

3 comentarios:

  1. Pablo: Hay algo pior. Leéte ésto:

    http://centroizquierda.blogspot.com/2009/07/un-parlamento-de-lujo.html

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo otra lectura sobre el tema.
    Hice un post en Artepolitica sobre lo que dijeron el lunes estos muchachos agragarcas: Biolcatti y la pelota que pica...
    Para mi el ataque es porque se estan viendo algo aislados.
    La oposición, siguiendo el teorema de Baglini, se pone un poco mas racional y le quita sustento a la irracionalidad "camperil".
    Si tuvieran tanto poder como se atribuyen, ya tendrian lo que piden firmados, publicado y archivado...

    ResponderEliminar
  3. Soy Pablo pero no me puedo loguear.

    Eduardo: lo vi, quiero saber como firmar. Ese tipo no puede pasar por la puerta del parlamento. Bien republicano lo de Lilita, con personajes como estos.

    Ricardo: no se si no tienen poder. No los subestimemos. Vos decís que lo que piden no lo tienen firmado, pero ya consiguieron bajar una ley, a puro atropello. Tengamos mucho cuidado, está jodida la mano y tienen mucha capacidad de poner en jaque la estabilidad que en la clase media bien dicen que mueve varas y tambien bien dicen que es la clase capaz de voltearte y muy facilmente.

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: