jueves, 2 de julio de 2009

¿Por qué un blog? (O "Capítulo cero de Segundas Lecturas")

Hace tiempo venía pensando en la posibilidad de crear un blog personal. Hoy doy los primeros pasos.

Participo, desde mediados de 2008, de artepolítica.com, uno de los mejores blogs colectivos que existen actualmente en la red. No lo digo desde un lugar narcicista -mas allá de poner en primer plano esa foto, que soy yo, sí- por ser partícipe de artepolítica, sino como lector asiduo de medios dominantes y alternativos.

Sin embargo, y más allá que planeo continuar en AP -en especial con los posts en duplex-, hace tiempo me venían las ganas de tener la posibilidad de armar algo propio. En especial por las ganas que tengo de comentar tambien sobre futbol o tenis, ya que soy consumidor-adicto de deportes y esa no es materia de AP.

Ergo, verán aquí aquellos que me hagan el honor de visitarlo, reflexiones acerca de los hechos políticos más salientes de la actualidad, mechados con algunas otras acerca del partido equis (en especial cuando juegue la Selección Argentina o Independiente, el club del que soy hincha).

Tambien es muy probable que escriba algo sobre personajes que me apasionen. Eso implicará alejarse de la coyuntura, muchas veces un sano ejercicio contra el stress del bombardeo noticioso o la primicia.

Pero estoy dejando de lado la cuestión mas importante. Aquella que me prendió la chispa para participar en AP y que, potenciada por mil, profundizo ahora con esta experiencia, mucho mas personal. Es el hecho de participar desde algún lado, en un cierto modo de épica, en la democratización del espacio de las ideas. "¿Este se cree que va a pelear contra el monopolio desde acá?". Nada de eso. Es la simple (y a la vez inmensa) sensación interna de tener la posibilidad de figurar en algún lado, que la extraordinaria masificación de internet ha brindado.

Y si desde algún lado, por pequeñito que sea, nos juntamos entre unos cuantos (o unos pocos, o uno solo, no importa) a pensar desde un lugar alternativo, a no quedarnos con el primer impacto que dan los medios masivos, bienvenido sea.

Precisamente en ese afán de no quedarse con la primera impresión, que está visto que no es siempre la que cuenta, el título del espacio. Supongo que sintetiza bien el espíritu que me nació de participar en la bloguera.

En fin, se larga el nuevo barco de la armada bloguera. Vaya momento para salir al ruedo. Me viene a la memoria cuando el General recomendó "ajustar las organizaciones, porque se vienen tiempos difíciles".

Espero aportar un granito desde este humilde sitio. ¡Manos a la obra!

Pablo Daniel Papini

5 comentarios:

  1. Felicitaciones Pablo...Sigamos alimentando estos nuevos espacios de opinión, por fuera de los grandes medios de comunicación.

    Sergio

    ResponderEliminar
  2. hola tocayo, vamos sumando, te agrego a mi blogroll.

    ResponderEliminar
  3. Sergio - Tocayo: muchas gracias a los dos. Espero aportar lo mio. Va a costar pero se hará el intento. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hace aproximadamente una semana descubrí el blog de un periodista con quien no tengo mucha afinidad (lo cual no impide que agradezca el espacio que genera). Los artículos suelen disparar algunas voces interesantes, otras deprimentes, alianzas, agresiones... No he hecho más que opinar desde entonces, varias veces por día!!. Me preguntaba (allí mismo) y me pregunto ahora: ¿qué hace que dedique mi tiempo, mi energía, lo poco o mucho que tengo, haciendo comentarios al vacío?.
    Será la necesidad de encontrar espacios para pensar con otros?, será la posmodernidad?, será el gusto por escribir?.
    Como sea -y como todavía no se me pasa- sigo descubriendo blogs.
    Me pregunto si sos el mismo "Pablo" que andaba por allí. Te hacía rondando los cincuenta. Qué raro ver la foto ahora...
    Como los espacios cibernéticos son así de públicos, en nombre de una anónima usuaria, procedo a darte la bienvenida.
    Suerte!
    Aldana

    ResponderEliminar
  5. Aldana: no sé que periodista será ese que dices que no te agrada. Así que, por ende, tampoco sé si sea yo ese Pablo. Pero no che, cincuenta no tengo. Ni la mitad, jajaja...
    Lo cierto es que me interesó eso del por que a uno le agarra manía con los blogs. Además de este postito-carta de presentación, donde creo que explico bastante de mis propias razones, creo que la enorme difusión de internet hizo que tuviésemos ganas de que no nos pase más la historia por delante de las narices y nosotros verla pasar. Por mas que me digan lo que me digan, creo que desde lugares como estos estamos poniendo una semillita bastante importante para la reconstrucción del debate batalla que, me perdonarán por citar a Lilita, estamos pariendo hace tiempo.
    Espero, por lo pronto, que la foto te haya gustado (chiste). Muchísimas gracias por la afectuosa bienvenida y ojalá podamos armar unos cuantos buenos debates.

    Abrazos y suerte para ti tambien!

    ResponderEliminar

Piense distinto, con pluralidad y objetivamente, aquí: